Lincoln en la política (tercera parte)

Por José Alberto Gaytán García*

Los amigos de Abraham Lincoln después de convencerlo de que sería un gran diputado por el estado de Illinois, lo lanzaron al turbulento y apasionante mundo de la política, no sin antes darle cientos de consejos sobre estrategias políticas, un caballo y doscientos dólares para los gastos de su campaña electoral. Lamentablemente, Lincoln perdió la elección por 27 votos y del dinero que le dieron, devolvió ciento noventa y nueve dólares con veintitrés centavos, aclarando a sus amigos que no había gastado todo el dinero porque a cualquier lugar que llegaba, los campesinos le invitaban de comer tanto a él como a su caballo y que únicamente se vio en la necesidad de comprar un barril de sidra que le vendieron en siete centavos, el cual obsequió a un grupo de campesinos que lo habían apoyado con gran entusiasmo en su campaña electoral.

Como resultado de este incidente, Benjamín P. Thomas, uno de los biógrafos y expertos en el tema, comenta en su libro Abraham Lincoln: A Biography, que aquellos amigos a quienes Lincoln devolvió dicho dinero, molestos por la derrota, se burlaron de su honestidad, bautizándolo con el apodo del “Honesto Abe,” dicho apodo de hombre honesto y su fama de defensor de los esclavos y desvalidos, lejos de afectarlo y alejarlo de la política, le darían respeto y prestigio a nivel nacional.

En noviembre de 1842, Lincoln se casó en Springfield, Illinois, con Mary Todd, una mujer pulcra y refinada, hija de un acaudalado banquero y ferviente partidario del partido demócrata y por tanto, enemigo político de “Abe,” quien para ese entonces, era un influyente miembro del partido Whig, el actual partido republicano de los Estados Unidos. El matrimonio de “Abe” y Mary Todd, estaría marcado por la tragedia, problemas y chismes de todo tipo. Por ejemplo, los Lincoln tuvieron cuatro hijos, de los cuales, solo sobrevivió el mayor de nombre Robert Todd, los otros tres murieron de distintas enfermedades. En cuanto a los problemas y chismes, habrá que decir que gran parte de dichos chismes los provocó el propio Abraham, al dejar plantada a Mary el día de la boda; meses después, arrepentido le pidió perdón a la avergonzada y dolida novia, quien finalmente aceptó organizar nuevamente la boda y casarse con él en santa paz. En cambio, su suegro y rival político, nunca le perdonaría a Lincoln la tremenda vergüenza que le hizo pasar a toda la familia, al grado que el pueblo decía, o los chismes, como usted guste llamarle, que en venganza, el suegro ayudaba o servia de “celestino” a un eterno pretendiente que tuvo su hija Mary y que los planes del suegro eran que Mary dejara a “Abe” y se casara con su recomendado, un tal Stephen Douglas.

El suegro de Lincoln no andaba tan mal que digamos, ya que Stephen Douglas, no era un pretendiente cualquiera, era un famoso juez y una prominente figura del partido demócrata. A lo largo de la carrera política de Abraham Lincoln, el juez Douglas le propinaría dolorosas derrotas en feroces disputas que sostuvieron por ocupar diversos cargos estatales, diputaciones locales, federales y senadurías. El asunto no terminaría ahí, ya que el implacable juez Douglas no solo le pelearía a Lincoln la presidencia de los Estados Unidos sino hasta su mujer, sí, porque al mismo tiempo que hacia campaña política en su contra, cortejaba a su esposa Mary Todd, quien por cierto, siempre lo rechazó.

La rivalidad entre estos dos hombres pasaría a la historia y no por sus diferencias amorosas, sino por una costumbre que impusieron para resolver sus diferencias políticas. Esta costumbre electoral, ciento cincuenta años después, tiene vigencia absoluta y es una de las herramientas mas eficaces que tiene el electorado de los Estados Unidos para elegir a su presidente. Continuará…

jalbertogaytangarcia@gmail.com
A29R6/17

Sígueme en:

Acerca del autor

José Alberto Gaytan
José Alberto Gaytan
José Alberto Gaytán García ha escrito artículos y ensayos de corte académico en diarios y revistas de México y de los Estados Unidos; ha participado en importantes proyectos académicos e impartido conferencias sobre temas de historia, tecnología y educación en el marco de las relaciones entre México y los Estados Unidos, tema en el cual realizó sus estudios de doctorado en The Graduate School of Internacional Studies de la Universidad de Miami.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario