Mi clase en el Tec

Por José Alberto Gaytán García *

Cada vez que puedo, le pido al área académica del Tecnológico de Misantla que me programe una clase que tengo años impartiendo, se llama Desarrollo Socioeconómico de México. Este semestre me tocó impartir dicha clase a un grupo de segundo semestre de la carrera de Ingeniería Bioquímica; es un grupo numeroso de 40 alumnos, 32 mujeres y 8 hombres, el promedio de edad de la clase es de 19 años y no es por presumirles, pero este grupo es uno de los mejores del Tecnológico, tiene un promedio de calificación de 90, entre estos alumnos estudia Edith González Cruz (en la foto), joven que lleva un promedio “limpio” de 98, “limpio” quiere decir que no ha reprobado ninguna materia y subrayo este punto porque de la matrícula nacional de educación superior tecnológica, de dos millones doscientos mil alumnos, no es común encontrar alumnos que vayan “limpios” en sus carreras, pues siempre por alguna razón, académica o no, alguien ha reprobado al menos una materia. Así que es motivador y gratificante enseñar a un grupo de estas características académicas. Además, dar clases, me permite estar en contacto directo con los alumnos, conocerlos mejor y saber un poco más de su situación personal y necesidades académicas.

mi clase tec misantla Edith González Cruz

En las primeras clases abordamos temas de interés general, por ejemplo, les pregunto a los alumnos porqué escogieron la carrera de Bioquímica, por cierto, una de las carreras del futuro y con mayor rentabilidad profesional, ya que sólo ocho mil alumnos del total de la matrícula nacional estudian Bioquímica, es decir, menos del uno por ciento. Esto significa que el mercado laboral de egresados de esta carrera no está saturado y que las opciones de encontrar un buen trabajo y tener éxito en este campo profesional son mayores. Es costumbre preguntar al grupo si el Tec de Misantla fue su primera opción y a cerca de sus gustos musicales, enterándome que muchos de mis alumnos quisieron estudiar como primera opción Medicina y que Ricardo Arjona, es unos de sus compositores favoritos, inclusive, escuchamos una de sus canciones llamada La mujer que no soñé, que llevó la alumna Beatriz Adriana Santiago López. A este grupo le gusta el reggaetón y los grupos famosos de rock como Nirvana, The Doors y claro, The Beatles.

alummnos de mi clase en el Tec de Misantla

Hasta aquí la cosa iba muy bien, sin embargo, la clase empezó a “patinar” cuando les pregunte el nombre del último libro que habían leído y cuáles eras los diez libros más leídos de todos los tiempos. Como las opiniones eran diferentes, le pedimos al alumno José Antonio Ramírez Chacón que investigara el tema, José Antonio encontró que entre los libros más leídos están: La Biblia, Harry Potter, Citas del presidente Mao Tse-tung, Mi lucha de Adolf Hitler, El capital de Carl Marx, entre otros. Este tema de los libros más leídos nos conduce a un bochornoso asunto nacional: de acuerdo con indicadores de hábitos de lectura de la OCDE y de la UNESCO, México ocupa el lugar 107 de una lista de 108 países del mundo, o sea, que estamos en el vergonzoso penúltimo lugar con un promedio de lectura de 2.8 libros anuales por habitante (y se me hacen muchos). Esta cifra está muy pero muy lejos de los 25 libros por habitante que recomiendan leer los organismos internacionales citados. Para darnos una idea más clara de la catastrófica situación en la que nos encontramos, sólo hay que citar que el promedio de lectura de Japón, Noruega, Finlandia y Canadá, es de 47 libros por habitante.

jalbertogaytangarcia@gmail.com
A25R6/17

Sígueme en:

Acerca del autor

José Alberto Gaytan
José Alberto Gaytan
José Alberto Gaytán García ha escrito artículos y ensayos de corte académico en diarios y revistas de México y de los Estados Unidos; ha participado en importantes proyectos académicos e impartido conferencias sobre temas de historia, tecnología y educación en el marco de las relaciones entre México y los Estados Unidos, tema en el cual realizó sus estudios de doctorado en The Graduate School of Internacional Studies de la Universidad de Miami.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario